12 de diciembre de 2007

La canción navideña

Si hay dos cosas que me caracterizan es:

1. No tener sentido del humor, no porque sea una carcamal, sino porque no las pillo nunca.
2. Siempre voy un paso por atrás de todo el mundo, commo le pasa a Higronauta, igual.

Por eso pongo este anuncio del verano pasado, aunque ya es de hace tiempo a mi me hace gracia, quizá por lo simplón:

4 comentarios:

Pussy Galore dijo...

y los micrófonos.

La Perse dijo...

Quisiera aportar a este impresionante videoclí el siguiente tan agudo como pertinente comentario:

Higronauta dijo...

Vaya delicia musical, estrellita. No sé por qué, pero este tipo de temas, que indican al participante como coreografiar la chanson antes me resultaban insoportablemente horrebundos y ahora me fascinan en demasía. Eso sí, como buen sibarita cutredance, una vez fermentado en la oscura bodega unos cuantos añitos, que adquire más consistencia.

El spot, cachondo, aunque, a qué negar, no acabo de tener claro si «la canción del verano es más peligrosa que el sol».

E. Martin dijo...

Siempre que oigo un jingle pegadizo me acuerdo de El Hombre Demolido de Alfred Bester.

Más tensión
pidió el tensor...