16 de diciembre de 2009

Lapsus linguae

Una de las cosas que más me gusta de la publicidad contextual en internet es lo aleatorio del sistema. En una entrada del No siga leyendo sobre la excomunión (por cierto, no hay que perderse el truco para apostatar) el software de la empresa encargada de publicidad detecta que la entrada contiene la palabra 'iglesia' y da por hecho que el contenido es a favor de la religión (mucha web semántica, pero de momento nada).

Así que pone un banner de una web del Ministerio de Turismo de Israel para promocionar el turismo religioso a la zona. Uno puede seguir los pasos de Jesucristo en bici o hacer una ruta por los lugares de la Bilbia. Aunque ¿cuál es la gracia de hacer una ruta en Israel pudiendo visitar Holy Land?. La misma tierra sagrada, !pero nueva y mejorada! (y en cartón piedra, que es más blandito). En Holy Land uno puede ver de nuevo la crucifixión en primera fila, con banda sonora y aplaudir a cada latigazo que el romano propina al salvador (no es una figura literaria, la escena aparece en el documental Religulous).




2 comentarios:

Manu dijo...

Desde que tengo NoScript y AdBlock Plus, ni me entero de que mi blog lleva publicidad :)

Estrellita Mutante dijo...

Acabo de descubrir en mi bilbioteca el mismo cartel. Por lo visto es una broma de bibliotecarios, el original está en la biblioteca Vaticana. Así que para asegurar la excomunión hay que robar un libro allí.