13 de noviembre de 2009

Algo huele a podrido en la orilla izquierda

Cuando Marie conoce a Bobby todo parece ideal, pero poco a poco comienzan a suceder pequeñas escenas extrañas: vecinos siniestros, sintomas extraños de la enfermedad de Marie, historias inexplicables.
Linkeroever (Holanda, 2008) ofrece escenas muy calmadas a la vez que inquietantes, donde la normalidad se convierte poco a poco en algo distinto, ya desde el principio algo parece no encajar...