16 de febrero de 2009

Decisiones

He tomado la determinación de que poner tantos esfuerzos en el trabajo no vale la pena.

He pensado que de una vez por todas haré algo con mi vida, es más, quiero demostrar que se puede hacer algo de interés incluso sin tener ninguna virtud relevante, sin conocer en profundidad un tema o tener una habilidad especial.

De ahora en adelante comenzaré a pensar que hacer, actualizaré más este blog y todos los demás con los que una vez me comprometí (1, 2 y 3), me pondré seriamente con las jornadas que están al caer, leeré las 1146 entradas pendientes del google reader, y me dedicaré más al tipo de cosas que no dan dinero, pero que son má gratificantes.

13 comentarios:

saricchiella dijo...

Y aquí estaremos para apoyarla, Estrellita. Y, por mi parte, si me atrevo seguiré su ejemplo.

Mucho ánimo :)

Roski dijo...

¡Bienvenida!

La creíamos perdida en el baúl de los blogs sin actualizar.

Espero con ganas su nueva actividad.

Manu dijo...

Y ooooolé :)

Juanma Sincriterio dijo...

Sí, sí, sí, esa es la actitud. Qué alegrón este retorno :)

Pussy Galore dijo...

yo me distraigo pensando en dejar de trabajar definitivamente, sin avisar ni nada, dejar de venir un dia y ya está. Me dedicaría a escribir, navegar, hacer peliculas, montar a caballo y al final de mi vida seria como una artista del renacimiento.

Estrellita Mutante dijo...

Oh, que precioso sueño Pussi. ¿Cree usted que mi banco entenderá esto cuando tenga que dejar de pagar las letras?, al fin y al cabo siempre me está diciendo eso de que 'mis sueños son sus sueños' y 'lo que no es bueno para mi no es bueno para ellos'...

drzito dijo...

Suena fenomenal. No se crea que yo no me estoy planteando algo parecido. Porque no creo que esto pueda seguir mucho mas como hasta ahora.

Buenas tardes.

Xabibenputa dijo...

Oid chavalas la predicción del Sabio Benputa: Siempre estaremos insatisfechos.

Estrellita, te hartarás del blog, de no recibir respuesta, de que nadie se interese por tus temas ni por tí, y volveras a tu trabajo, a intentar ser una mejor profesional.

Pussy, acabarías tirando al puto caballo por la borda del barco y volverías a Escocia a pasar frío.

Aunque a lo mejor lo bonito es ir pasando por ciclos. Yo que sé. No sé que coño estoy diciendo, parezco Deepak Chopra o algo.

La verdad es que a mí tb me gustaría dedicarme a satisfacer mis variables intereses, en un ambiente de alegre disipación, pero luego lo pienso y me da pereza. Y además estoy seguro de que me volvería un gilipollas.

Perdonad si el comentario es un poco racista, pero creo que a las chicas os sienta mejor hacer lo que os gusta que a un tío como yo, por ejemplo.

Es que odio a esos tíos enamorados de su vida que pintan o son médicos y están, te lo repiten, e-na-mo-ra-dos de la vida porque se dedican a lo que les gusta. Que hijos de puta.

A lo mejor es que me dan envidia, porque soy una de esas personas que necesita estar un poco amargada para ser cabal.

David dijo...

Xavi, no te molestes en aplazar tu biografía: YA eres un gilipollas.

Estrellita Mutante dijo...

Xavi, eso lo dice porque ya has conseguido hacer algo, eres el pope de la hujoputez, pero tus palabras me animan.

Xabibenputa dijo...

¡El Pope de la Hijoputez!

Es de lo más guay que me han calificado!! La pena es que ni he conseguido nada ni soy un hijoputa, como mucho seré uno de esos tíos duros que se ríen de todo en internet.

Me alegro de que te sientas mejor, Estrellita.

David: si, soy gilipollas, pero en tránsito. La gilipollez es el primer estado hacia la metagilipollez, que es mi verdadera meta.

Pussy: I miss your lovin', se me había olvidado decirte. Desde que borré el Facetobook no te había visto por ahí...

Mycroft dijo...

Adelante y al toro, mis dias de currar en Castellon tocan a su fin y tampoco lo lamento mucho, como dice hay cosas, proyectos, momentos, intangibles, mas importantes que una crisis o un trabajo, o estar alienado y perdido.
Haga lo que le de la gana.

Estrellita Mutante dijo...

Mycroft, Castellón llorará su ausencia. Pero te pongo sobreaviso: todo aquel de fuera de la ciudad que conozco y se ha ido sin amarla demasiado, acaba sus pasos siempre en Castellón (somos como una supernova apunto de implosionar)