7 de enero de 2009

3 días: Apocalipsis cañí

.
Volviendo de Sitges en coche se comenzó una discusión acalorada sobre cine español, en el que una minoría defendía el apoyo al cine patrio llendo a las salas y el resto defendíamos nuestro derecho a no tener que tragar ni un truño más en el que el ICO decidiera malgastar el dinero. En cualquier caso, todos estábamos de acuerdo que la deplorable situación del cine español no es por falta de talento, sino por otra serie de cuestiones, que para que repetir, si nos llevaría a una discusión que tampoco me interesa.


No es de estrañar que cuando surge una película española decente, nos sorprendamos tantísimo. Leí bien sobre 3 días en alguno blog o vaya usted a saber donde, leí la sinopsis y no me atrajo lo más mínimo. Y es que si me dicen que tiene que llegar un español a contarnos como será el fin del mundo, pues me entra un poco la risa, y da la sensación de que el resultado se parecerá más a la TIA que a la CIA.


Finalmente me animé a verla y quedé gratamente sorprendida al darme cuenta de que el apocalipsis solo era una excusa para contar otra historia, en la que una familia típicamente manchega tiene que lidiar con un evento que parece extraido de una mala película americana del fin del mundo, que se une con una realidad aún vigente en algunos pueblos de España, sobretodo para Iker Jimenez.

La imagen es brutalmente hermosa con sus tonos amarillos haciendo una versión carpetovetónica de Traffic. El protagonista está fantástico y Eduard Fernandez, como siempre, clava el papel de hijo de puta que da como mucha grimilla. Aunque desde luego lo que agradecí fue el justo uso de los efectos especiales, que desde luego, están bien conseguidos, y es que no hay nada mejor que conocer las limitaciones, ya sean técnicas o de otra naturales, que tiene el cine español.

5 comentarios:

drzito dijo...

Que bien! No ha fallecido usted! Viva!

Roski dijo...

Esta está en mi lista...

Y bueno, siempre hay más de una par de películas españolas que merecen la pena a lo largo del año.

Que el problema no es que no haya buenas películas patrias, el problema es que se hacen demasiadas películas (buenas, malas y regulares)

Saludos.

Ahhh, y bienvenida.

Nietzche dijo...

Que gusto volver a leerla srta Estrellita... Y nada mas y nada menos que con una recomendación patria...

Apuntada queda esta peli para un futuro visionado...

Estrellita Mutante dijo...

Me alegra tanto regresar desde la tumba, aunque mucho me temo que mi último aliento de vida de para poco a este ritmo.

Anónimo dijo...

pues yo me quede sobao viendola