22 de mayo de 2008

Astrología

En 1948, el psicólogo Bertram R. Forer dio a sus estudiantes un test de personalidad, y luego les dio un análisis de su personalidad, supuestamente basado en los resultados del test. Invitó a cada uno de ellos a evaluar el análisis en una escala de 0 (muy pobre) a 5 (excelente) según se aplicara a ellos: el promedio fue de 4.26. Luego les reveló que a cada estudiante se le había provisto del mismo análisis extraido de varios horóscopos:


"Tienes la necesidad de que otras personas te quieran y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Disciplinado y controlado hacia afuera, tiendes a ser preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser poco realistas"

El efecto Forer en la Wikipedia

3 comentarios:

drzito dijo...

Mmm, ahora lo entiendo todo...

E. Martin dijo...

Anda mira, resulta que Forer es la identidad civil de la Esfinge (aunque cuando lleva máscara es más inquietantemente enigmático).

Roski dijo...

O ese texto resume la personalidad de toda la humanidad...

...o sólo son un conjunto de palabras que pueden decir una cosa y todo lo contrario.

En ambos casos, el ser humano queda como un idiota mayúsculo.