9 de noviembre de 2007

Fotoamarillismo

El periodismo amarillo, que nace precisamente gracias a la profusión de la fotografía, ha marcado un antes y un despúes en la forma de hacer de la prensa mundial. Si bien en un principio la prensa seria seguia en sus trece finalmente cayó y se rindió al poder de la narrativa visual.

Hoy en día, desde la prensa local a la nacional, pasando por los deportes (el Marca es el mejor ejemplo) la fotografía ha sustituido a la palabra y, como si de analfabetos funcionales se tratase, nos dejamos contar la historia por la instantánea. Una imagen elegida entre muchas otras que cuenta su historia particular del hecho. El segundo por el análisis.

Tras décadas de práctica todos hemos aprendido un poco y el sensacionalismo ya no solo está en la prensa y en la televisión, sino que está por doquier. Los tiempos en que los libros solo estaban ilustrados por un simple portada, muchas veces de tema alejado al contenido interior, han pasado.

Haciendo gala de un sabio, aunque manipulador, conocimiento del medio 'fotoamarillista', Greenpeace ha editado un libro sobre las consecuencias del cambio climático que presenta fotos del ahora y de como el mismo paisaje quedará tras el esperado y fatal desenlace.

El libro Photoclima no es solo una inteligente estrategia de publicidad por el uso intencionado e impactante de las imágenes, sino por una pensada selección de localizaciones que abarca un amplio espectro de lugares. Paisajes típicos que recuerdan las diferentes comunidades y con los que casi cualquier persona del territorio nacional puede sentirse identificada.

El terror se maximiza por el factor proximidad, la realidad de las fotografías y una muy cuidada iluminación, no es casual que en las imágenes negativas nunca brille el sol. Los periodicos locales de Castellón abrían con la noticia y la imagen de los naranjos ahora y despúes.

Aún con la seguridad de que este paisaje no pertenece a mi provincia, lo sé porque hay un rio que lleva agua (y mira que hay pocos y han sacado una imagen con rio), el paisaje me es tan familiar que en primera instancia no he podido sentir más que lástima, pues, cuando vuelvo a casa siempre me alegra ver esas explotaciones masivas e indiscriminadas de naranjos. Vastas extensiones de cultivo que se extienden a través de kilómetros y kilómetros incluso invadiendo las laderas de las montañas, como si de animales de monte se tratasen.

Inmediatamente me he sentido sucia y manipulada, pero una vez se me ha pasado la repugnancia he sentido admiración por la excepcional estrategia de Greenpeace que ha conseguido protadas de periódicos gratuitas y ninguna crítica, a pesar del dudoso estudio que ha habido detrás del libro.

Ahora:
Luego:

12 comentarios:

FAC dijo...

Hace tiempo que me molesta la actitud de Greenpeace y otros movimientos ecologistas. Creo en la ecología como un compromiso con la vida, no como una religión del miedo.

Un día de estos me pongo farruco.

Pussy Galore dijo...

Detrás de todos estos engaños lo que se esconde es una sociedad enferma.

Nietzche dijo...

El miedo es lo que hace que la gente se mueva... Es duro pero es verdad...

Greenpeace no hace nada que los medios de comunicación al servicio del poder no hagan desde hace décadas...

Lo peor de todo es la rápida asimilación que tiene el ser humano a estos estímulos... Y como en cuestión de horas los que nos horroriza pasa a ser algo meramente anecdótico...

Aura dijo...

Metiendo el miedo en el cuerpo, ¿eh? Yo veo una foto de mi querido pueblecito desolado y me rompen el corazón...

Higronauta dijo...

Se acabó. A partir de ahora ni reciclo, ni tengo cuidado del medio ambiente ni nada. Contaminar va a ser mi emblema, por Orticón y Pumblicón.

Qué harto estoy de que nos vendan a los ciudadanitos que preservemos el medio ambiente, cuando los grandes poderes no se están ni un ápice de arrarsarlo por medios únicamente lucrativos.

Ah, y el primer Renault Eco que vea por la calle, como poco le pincho las ruedas (rabia de anuncio, jos).

Goio dijo...

A mi me parece licito, cada campaña tiene su publico. Lo que no termino de entender es por que al mismo tiempo tiene sus enemigos, pero, en fin, supongo que seria divagar demasiado. Yo solo venia a hablar de mi libro y a dejar claro que el que hizo ese montaje se merecia un par de yoyas. Que ya lo decia el enano verde, las cosas o se hacen o no se hacen, pero no se intentan.

el loco oficial dijo...

Dear Little Star, creo que usted lo ha resumido perfectamente con lo de "analfabetismo funcional" o Mademoiselle Pussy cuando afirma que vivimos en una "sociedad enferma". El amarillismo utiliza el carpetovetónico: "una imagen vale más que mil palabras" a la par que esa tendencia actual a la ley del mínimo esfuerzo (cuesta menos mirar una fotito que leer e informarse, recuerdo que algunos de los lectores de mi blog me confiesan que a veces sólo miran las fotos y les aburre leer los posts).
El cambio climático es un proceso complejo en el que influyen miríadas de variables y que por lo tanto es contario al reducionismo visual en este caso: factores físicos, geográficos, químicos, sociales,..que además se interinfluyen de manera no lineal (es un ejemplo de la teoría del caos, "del efecto mariposa", y de los sistemas no-robustos).
En otro orden de cosas la felicito por este post, las ideas centrales están claras, bien expresadas, su desarrollo y conclusión son buenos y el hilo conductor no se pierde en ningún momento. Un saludo

Estrellita Mutante dijo...

FAC, es la moda Al Gore. Me llamo Earl tiene un capítulo genial sobre este tema en el que aparece Christian Slater.

Pussy, enferma y falta de noticias, por lo visto.

Nietzche, yo no creo que sea así, el miedo suele paralizar y no te deja la mente suficientemente despejada como para hacer algo que valga la pena. El miedo es hoy el pan y circo de ayer, que jodienda, por lo menos antes nos divertían.

Aura, eso mismo em pasó a mi, todos esos taronjers desaparecidos y me daba un nosequé... :_

Querido Higro, ¿ha visto ese capítulo de South Park enq ue la familia de Kyle se compra un coche mixto y se va a California?. Va al pelo con lo que comenta.

Goio, que me va a contar, yo soy publicista (aunque no ejerzo porque tengo conciencia). Creo que publicidad y manipulación pueden no ir de la mano (al menos en la teoría). ¿Su libro?

My sweet mad, justamente es el dicho que usaban en la introducción del artículo. Aunque bien es cierto que algunos periódicos más vale no leerlos profundamente, jeje. Osea, que usted le da la razón al primo de Rajoy ;) . Muchas gracias, ¿me considero aprovada?.

Goio dijo...

Señorita Estrellita, necesita usted mas cafe para iniciar el lunes: Lo del libro solo era una manera de indicar que me pasaba para refrescar la cabeza en medio de esta asolacion laboral en la que me encuentro :P

Estrellita Mutante dijo...

Desgraciadamente, tome el cafe que tome, mi mente nunca está despierta.

silaro dijo...

genial lo que dices, te has adelantado a mi, porque tenia previsto poner algo sobre el mismo tema

Estrellita Mutante dijo...

vaya coincidencia, aún asi publica, será interesante ver el contraste.