16 de octubre de 2007

S.O.S.

Hay una obra frente a mi trabajo, normalmente me la tapaba la valla y el seto que solía estar a apenas 2 metros de mi ventana. Ayer al llegar al trabajo no había valla (por lo menos la situada frente a mi despacho), escavando escavando has escarbado demasiado y la valla el seto y medio metro de tierra se han ido abajo.

Ahora tengo la vista de un pequeño acantilado artificial de unos 6 metros, hace media hora ha comenzado a llover, las previsiones son de lluvia intensa y yo solo puedo mirar mi pequeño precipicio pensando en cuanto tiempo tiene que pasar para que la naturaleza avance solo 1 metro y medio más.

Para colmo hoy me tengo que quedar hasta tarde...

Blogger tampoco va bien, pero tengo pruebas gráficas en mi móvil para presentar al juez en caso de fallecimiento.

7 comentarios:

Higronauta dijo...

Espero que en estos momentos ya halla podido llegar a casa sana y salva. Si no es así, intente avisar como pueda, que le enviaré al higrodog, experto en búsqueda de supervivientes en casos como éste.

el de la lavanderia dijo...

Resiste Estrellita!!!!!

el loco oficial dijo...

Acabo de hacer una copia de este post por cuadriplicado, he mandado copia a los organismos oficiales y oficiosos y al periódico por si hubiera que pedir (esperemos que no) responsabilidades :)

La Perse dijo...

También podría pedirle prestado a Brainiac 5 su cinturón y activar el campo de fuerza personal, por si las dudas. Espero que la burbuja temporal ya esté apañada; crononautas brusqueros, ya le dije que no se acercara tanto a la dichosa esfinge, y ¡hala!, ella sin napia, nosotros con la parabólica hecha un guiñapo. Suerte del papel albal de los bocatas, si no, no sé cómo porras nos hubiésemos apañado para arreglarla.

Roski dijo...

Bueno, sería peor si debajo del acantilado hubiera un monstruo con tentáculos y con ganas de comer ¿no?

Pensamientos positivos.

Estrellita Mutante dijo...

Higro: llegué a casa, pero con tan mala suerte de que he tenido que volver a trabajar, siento como el abismo se cierne sobre mi.

El de la Lavandería: aquí sigo, como William Wallace, pero en lugar de caballo flotador.

Loco: gracias, en el peor de los casos comuníquele a mi familia que no me caían mal del todo. ;)

Perse: es que no me coge el teléfono.

Roski: voy a mirar por la ventana, nunca se sabe lo que puede haber pasado desde la última vez que me asomé hace cinco minutos.

Nietzche dijo...

Si le sirve de consuelo...
Por estos lares no sabemos lo que es una nube... Solo tenemos cielos despejados con un circulo amarillo que se mueve...

Amen de unas cálidas temperaturas que hacen que aun no use pijama y durante el día no pase de una misera capa de ropa...