1 de octubre de 2007

Roboconfusión

El cine ha cambiado, antes se preocupaba por nosotros alertándonos de los peligros de la modernidad. La ciencia y la tecnología, como ciencias oscuras y desconocidas para el hombre, suscitaban el temor de los más precavidos.


Ya Planeta Prohibido nos advertía de los peligros del uso desmedido de la tecnología.


Las imágenes de malvados robots secuestrándo a hermosas jóvenes vírgenes nublaban la visión de la sociedad más puritana que se veia impotente ante la posibilidad de que estos robots, muchos de ellos alienígenas, bajaran de sus naves y se llevaran a sus hijas y novias.


Phantom Creeps, una serie de películas de Bela Lugosi en la que un científico loco crea una serie de artefactos para el mal, robots, arañas mecánicas, etc, evidenciaba el tema de la maldad del hombre, incrementada exponencialmente gracias a la tecnología.




Las luchadoras contra el robot asesino, es una película que desde ya me propongo conseguir, porque con ese título creo que es imposible que pueda defraudar. Ya se sabe que los lluchadores mejicanos han peleado sobre todo ser maligno que puebla la tierra, y esos malditos robots no podían librarse. Posteriomente las luchadoras se enfrentaron al médico asesino y el robot a la momia azteca.



Hasta Godzilla tuvo que enfrentarse a su inefable versión robótica que aquí vemos pegandole unas collejas:



Y de repente llego una nueva época, cuyo máximo exponente es hoy su robot Asimo, tan mono que dan ganas de darle collejas hasta que se le caiga la cabeza.



La percepción respecto a la relación entre humano y máquina había cambiado a paso acelerado con la evolución de la ciencia robótica. Asistíamos a la generación de una tecnología amable y cálida que huía de la percepción anterior de la misma.


A medida que aceptábamos que la ciencia robótica no era una cosa de ciencia ficción y que la máquina no había llegado para esclavizar al hombre y violar a sus mujeres, algunas maravillas del cine abandonaron las salas, para dejarnos un cine más bonito y buenrollista para todas las edades. Películas como Cortociucuito o aquella de los simpáticos robots-extraterrestres que ayudaban a un grupo de ancianos a no se desalojados de un edificio en ruinas, se enfrentaron en mi niñez con otras como Terminator o Cyborg. Mensajes contradictorios que, personalmente, no resolvieron mi duda de si debía huir o no al ver un robot humanoide.

15 comentarios:

Aura dijo...

Yo estoy trabajando en construirme uno a mi imagen y semejanza, si resulta peligroso o no le cuento cuando esté terminado... :)

Estrellita Mutante dijo...

Pero que mal rollo, no?. De robots no se, pero muñecas, esta gente
http://www.mytwinn.com
las hace clavaditas a una, y dan un miedo...

Pussy Galore dijo...

También está la de Metrópolis, que lleva a los obreros a la revuelta, y claro, los robots que son mas humanos que los humanos, los replicantes de Blade Runner...

Estrellita Mutante dijo...

Si al final el monstruo, ya sea robot, ciborg, bicho o extraterrestre, solo es una excusa para reflexionar sobre la propia humanidad. Sin duda el tema de los robots da para cienes de libros.

La Perse dijo...

En la recopilación de historietas sobre robots titulada -qué original- Los robots, de Isaac Asimov, éste habla de lo mismo, poco más o menos... distingue entre las historias de "Robots-como-Amenaza", "una mezcla de 'clanc-clanc' y 'aarghh' y 'Hay algunas cosas que se supone que el hombre no debe conocer'"; y los "Robots-como-Pathos", los cuales eran "encantadores y normalmente se veían sometidos a crueles seres humanos". Lo cito porque i)hace como veinte años que leí el libro, ii) las historias de robots de Asimov molan.

Coda: ¿"Las luchadoras contra el robot asesino"? Ah, pellízcame y dime que no estoy soñando...

Estrellita Mutante dijo...

No hay emoticón para los pellizcos, pero date por pellizcada. El cine mejicano de luchadores nos dapara muchas sorpresas todavía.

Prisamata dijo...

Hay un antes y un después del video-clip de Cunningham para Björk con dos robot.

Estrellita, es algo así como Sexo en Nueva York con Kostras que tocan la flauta.

kuroi yume dijo...

la culpa de todo ello la tiene, como de casi todo, George Lucas.

Y no aceptaré lo contrario por mucho que me achuchen!

el loco oficial dijo...

Me acuerdo que me equivoqué de sala y metí a mi abuela a ver Terminator...ups
y hablando de metropolis, hay un joyita de Jeff Mills homónima. Una especie de "banda sonora póstuma", minimal y robótica. Se la recomiendo.

tribeca dijo...

Pues yo acaricio la idea del día que un robot me haga las tareas domésticas. Y también, desde que ví "Inteligencia Artificial" me quedé prendadita del robot gigoló: me parece el chollo del siglo.

Soy super fan de los humaoides, robots, muñecas hinchables y todo lo sintético que nos resuelvan cosas sin dar el coñazo.

Saludos

Higronauta dijo...

Una única cosa tengo clara: desde que visioné Demon Seed me quedó harto claro que nunca, jamás de los jamases, tendría una casa computerizada inteligente. Estaríamos locos...

El Busano Kalandraka dijo...

Yo estoy con Kuroi Yume, si no hubiese empezado a picar a la gente con una bombona de butano, subida en su portabombonas con ruedas, pintada de blanco y con el fulano envuelto en pan de oro...

Estrellita Mutante dijo...

Prisamata, recuerdo ese video, me gustó. ¿Puedo llamarte Sarah Jessica de ahora en adelante? =P

Pues la verdad, Yume, que R2D2, pero sobretodo C3PO, a veces daban un poco de..., mejor no acabo la frase.

¿Le gustó Terminator a su abuela?, me apunto el dico, Loco.

Tribeca, ¿no le da un poco de coraje?, Jude Law n esa peli tenía una pinta rarísima, al estilo muñeco de porcelana. A mi me daba un poco de repelús, aunque puede que fuera el ambiente de toda la película, que me pareció un verdadero bodrio (siempre aprovecho apra decirlo).

Higro, es que no te puedes fiar de esas casas, siempre son celosas y posesivas o, peor, asesinas. ¿pero quién programa esas máquinas?, ¿Charles Manson?.

Pues si, Busano, pero meterse con George Lucas parece ateismo.

Mondo Gitane dijo...

qué hermosura ese cartel de la peli del Lugosi. Y yo en casa con los de Pigalle todavía...

Estrellita Mutante dijo...

Si que es hermoso, pero yo tengo debilidad por los de robots portando vírgenes desmayadas en sus brazos, era un leit motiv de la época.