14 de septiembre de 2007

Despertarse con el pie izquierdo

En términos de evolución el hombre se define arriba de la pirámide, excluyéndose de ese círculo que explica que animal alimenta a que otro. Como salvajes depredadores que somos del resto de especies y el entorno, nos creemos intocables. Al morir nos obsesionamos con encerrar nuestros cuerpos en féretros, en momificar a los muertos con tal de que la carne se mantenga incorruptible.

¡Te voy a comer!

Cuesta aceptar el hecho de ser devorado por las moscas y los gusanos, los seres más bajos en la jerarquía evolutiva (desde un punto de vista antropocéntrico). Al fin y al cabo supone cerrar el círculo y aceptar el ser un eslabón más de la cadena. ¿Será por lo que nos encanta la idea del eslabón perdido?

12 comentarios:

kuroi yume dijo...

espero no acabar siendo devorado por ESE gusano listillo... (aunque sería un justo castigo por mis largos años de pedantería adolescente, jejejeje)

Nietzche dijo...

Yo siempre he pensando que los insectos esta evolutivamente hablando mucho más avanzados que nosotros...

Es normal que antes o después terminemos siendo pasto de esas entrañables criaturas sin órganos que degeneran en canceres que terminan matándonos...

P.D.: Que gusánico mas tierno... Era de la peli "Laberinto"?¡...

Estrellita Mutante dijo...

!Qué suerte!, Yume, ya ha superado esa época. Yo creo que estoy atrapada sin remedio.

Un gallifante para Nietzche!

Aura dijo...

Suelo autodefinirme como mamífero, cosa que me enorgullece en grado sumo. Pensar que seré alimento de otros organismos y que participaré de la cadena alimentícia me llena de satisfacción...
Ahora que ese ser tan simpático no me comería, nos veo discutiendo sobre filosofía existencialista...

Un saludo y buen finde ;)

luna llena dijo...

o será tal vez porque siempre tenemos la tendencia a considerarnos superiores a otros habitantes de nuestro planeta?? entiendo que debería enorgullecernos formar parte de la cadena alimenticia, y en definitiva del circúlo de la vida, lo mismo que nosotros nos alimentamos de otros seres vivos, algun día seremos su alimento.
besos de luna

el loco oficial dijo...

Ummm, el efecto boomerang de la vida también se aplica a los niveles tróficos...buen fin de semana!

Prisamata dijo...

no me preocupa que me devoren después de muerto

lo que quiero es que me devoren este fin de semana

Pussy Galore dijo...

A mi no me importa, lo más probable es que con todo lo que me he metido, mi piel esté envenenada y mueran todos los gusanos que me prueben.

La Perse dijo...

La entropía es el remedio definitivo contra el aburrimiento, vaya. Y los gusanos una metáfora poco sutil y cochinota, añado. Lo que me flipa es que alguien como Earthworm Jim pudiera ganarse el corazoncito de tanta peña... Ganas de ganarse al enemigo, supongo.

Mondo Gitane dijo...

Es un atraso dejarse comer así, los grandes hombres y mujeres de la historia se hacen embalsamar o esparcen sus cenizas por la plaza del dos de mayo, como el enorme Enrique Vitoria, Q.E.P.D.

Higronauta dijo...

"La energía ni se crea ni se destruye" que dijo aquél.

Goio dijo...

Teniendo en cuenta que leo esto en domingo y que mañana es lunes, no quiero pensar en gusanos, que ya se de buena tinta que tendre que tratar con ellos.

El blog esta en marcha, pero sigo falto de tiempo.