29 de junio de 2007

La trilogía del terror

Puede que el título conduzca a engaño, ya que en esta entrada no pienso hablar de trilogías que dan miedo como El exorcista o Karate Kid (ninguna de ellas supo quedarse en tres). Hoy hablaremos de un trío de pelis que nos han traumatizado a todos, que, a pesar de odiarlas, hemos visto una y otra vez.

Estas tres películas forman el tandem perfecto para las excursiones escolares, el pack que recibía todo conductor de autobús junto a su carnet (es posible que haya cambiado con el tiempo). Durante el colegio y el instituto todos hicimos excursiones y viajes con este medio de transporte, de modo que es imposible que, si habéis tenido una infancia normal, no hayáis visto estas películas:

1. Grease (1978): Sandy y Dennis se conocen durante las vacaciones de verano y viven un precioso y casto romance. Se separan, pero la vuelta al instituto les depara una sorpresa: Sandy se ha trasladado de Australia a Estados Unidos y comparte centro de estudios con Denny. Cuando todo parece que saldrá bien Sandy descubre que en realidad Denny es un macarra chuloputas. El resto, es historia.



Chicos duros, coletas y mucha gomina. Grease era una película que gustaba tanto a chicos como a chicas, veté tú a saber porqué. Todas queríamos ser como Olivia Newton John y ellos como Travolta (deberían habernos puesto a ver Xanadú y Fiebre del Sábado Noche para que se nos quitaran las ganas). Sin embargo el otro día ví de nuevo Grease (si, soy un poco masoca) y la poca madurez que he desarrollado desde que tenía 11 años me ha permitido ver matices neuvos en la peli, dándole una nueva lectura. En realidad Grease es un comedia y, además, es divertidísima, ya que se ridiculiza de los estereotipos adolescentes y musicales, la moda de la época, etc (la sitúo en mi videoteca junto a Pegy Sue se casó).

Mi número favorito está protagonizado por Frenchy, la dulce y tonta amiga de Sandy. Muy frustrada porque sus progresos en la escuela de belleza la dirigen a una catatrófica carrera como estilista. Frenchy se zambulle en un sueño musical cantado por una estrella de la canción ligera, Frankie Avalon, que la anima a volver al instituto si no quiere se una borrica para toda la vida (aquí la letra de Beauty School Drop-Out).

Hubo una infame segunda parte que tenía todo lo malo de la primera, pero nada de lo bueno.

2. Dirty Dancing (1987) (o como algunas veces lo he visto escrito en videocassetes 'Deiti Dansing'): esta película era una combinación de sueños adolescentes ideal: chica fea que durante las vacaciones de verano conocía a un chico guapo que se enamoraba de ella, eso nunca pasaba en la realidad, pero las vacaciones de veranos eran otra cosa (ya lo aprendimos en Grease).

Sin embargo esta película tenía más drama y contenido sexual, además de bailes y melones. Patrick Swayze nos encantaba con ese tupé y su camiseta medio abierta, ya por aquel entonces se llevaban los pechos depilados. Además tenía hoyuelos, como Travolta, y una barbilla prominente (¿pero que clase de hombres nos gustaban en aquella época?).

La versión estrogenada de La Pasión de Miguel Angel

También Deity Dansing tuvo una horrenda segunda parte, sin embargo, parece incluso mejor que la primera vista en perspectiva. Rodada muchos años después esta película no comparte nada con la primera excepto los bailes y el título.

3. Ghost (1990). La más moderna y quizá también la más horrenda. Un melodrama pastelón e infumable, con el ya pasado Patrick Swayze y una Demi Moore en su peor momento. Por no tener, no tenía ni bailes, lo cual salvaba a las anteriores películas. Solo había una cosa que daba más repelús que Whoopi Goldberg en la peli (siempre me he preguntado que hace una negra con apellido judío), la mítica escena de ella moldeando un jarrón y teniendo una experiencia extrasensorial con un fantasma. ¿Se supone que tenía que ser sensual?.

Tenía un profesor que era clavado al fantasma del metro de Ghost

10 comentarios:

Dr Zito dijo...

Fiebre del Sabado Noche es una gran pelicula. En serio.

Estrellita Mutante dijo...

Yo soy mu fan de los musicales, de cualquier tipo. Xanadu era una gran película, pero de ahí a querer ser como Olivia Newton Jhon.

Claro, que conozco gente que quisiera ser como Ignatius Reilly.

Nietzche dijo...

Pos yo en cuestion de musicales...
Me quedo con The Rocky Horror Picture Show... Y si quiero ser alguien... Esta claro que seria con Frank Futher... Aunque no tendria esa faceta bi... Claro que entonces no seria Frank Futher...

Sobre las pelis que has puesto... Considero que solo Grease ha sabido envejecer... Por lo mismo que opinas tu...Si la ves de adolescente... Bueno eso... Te pone la rubia tonta o el macarra... O sea... Que quieres ser Sandy o Dennis... Pero verla de adulto... Ves muchos puntos e humor ironico y sarcastico que no apreciabas como adolescente...

Las otras dos... Serian el equivalente a las canciones del verano en modo peliculas de cine...

Estrellita Mutante dijo...

Si tuviera que elegir solo tres musicales me quedaría con:

- Rocky horror picture Show (OOOOh Braaad, Oh, Janet. I'mmm maaaad)
- Meet the Feebles
- Se acabó el espectáculo

Bueno y Cabaret, y Mary poppins y Siete novias para siete hermanos, Cantando bajo la lluvia,... Es difícil.

Y musical por ver este:
http://www.filmaffinity.com
/es/film162629.html

Goio dijo...

Baahhhh, discrepo, nunca soporte Grease hasta el punto de que solo la vi una vez (lo digo porque es la tipica que con tanta depos..., reposicion parece inevitable verla unas cuantas mas). Las otras dos si que tuvieron polivisionado. En el caso de Ghost probablemente por tocarle los cojones a los amiguetes de la epoca (no era una peli de chicos, claro), pero DD me entretenia bastante por intrascendente.

Hablando de rarezas, en su momento goce de manera indescriptible viendo esto en el festival de Xixon:
http://spanish.imdb.com/title/tt0155713/
Ni idea de si esta disponible por esas Mulas de Dios, pero supongo que es mas que probable.

Gracias por el enlace, por cierto. Yo tengo pendiente reformar todo eso, pero entre que estoy pelado de tiempo y que los mamones del fotolog estan tocando las pelotas con cambios de sistema...

Higronauta dijo...

Dudeo: ¿en su trilogía del terror contaría la segunda parte de Grease, interpretada por la pizpireta Pfeiffer?

En cuanto a musicales, ¿qué demonios tendrá el Rocky Horror que nos trae a todos de cabeza?

Algunas delicias más: Brigadoon, cualquier cinta de los Python, The First Nudie Musical y la maravillosa Golfus de Roma.

Estrellita Mutante dijo...

Amigo Higronauta, no entraría ni la segunda de Grease ni la segunda de Dirty Dancing, pero tienen la capacidad de traumatizar a cualquiera.

Creo que RHPS mezcla unas piezas musicales geniales, con un cocktail de surrealismo y glam en dosis perfectas. Y además contaba con la gran fama del musical (que incluso aparece en la peli de Fama).

Estrellita Mutante dijo...

Goio, apunto su recomendación, no la conocía , pero parece fantabulosa también.
El fotolog ya no deja poner comentarios si no es un amiguito suyo.

Anónimo dijo...

Maldita sea estrellita diste en el clavo de nuevo. estas tres pelis son carne de sofá, las grandes protegidas de las tvs y las generadoras de traumas de toda una generación. Y dicho esto añado que Grease es un peliculón, que la b.s.o. de Dirty dancing es sencillamente genial y que ghost es muy original dentro de su segmento de público y de su género.

Además fue donde me di cuenta de que Demi Moore no tenía berzas.

Ahora me voy en mi cuatroruedas.

Estrellita Mutante dijo...

!Viva, dejemos de ensalzar el cine de Kaurismaki!, !abajo el cine iraní y viva el bodrio!