30 de mayo de 2007

Happy, happy, joy, joy

Admitámoslo, en realidad la estupidez nos encanta, muchos de nuestro ídolos son verdaderos idiotas, solo hay que ver la lista de españoles insignes que ha confeccionado Viruete, dedicamos películas a la tontería y a los personajes más infames que conocemos. En realidad no solo nos gusta la estupidez, sino que adoramos a los fracasados, hasta tal punto que un personaje como Ed Wood se ha llegado a convertir en una especie de Jesús de una nueva iglesia que se define a sí misma como una religión basada en la cultura popular.


La Iglesia de Ed Wood
" believe in and follow late cult director Edward D. Wood Jr. and look to him as a savior" (cree y sigue a director de culto Edward D. Wood Jr. y lo vé como un salvador). Esta iglesia que comenzó como una broma ha acabado siendo una religión con seguidores que se la toman totalmente en serio.

Algunos dicen que en realidad estamos enamorados de la idea de ser idiotas por la tranquilidad vital que esa posición proporciona, la idiotez supone eximirse de la preocupación por temas filosóficos, vitales, crematísticos.

How sweet to be an idiot (Neil Innes):



Yo creo que amamos a los idiotas porque son simplemente un reflejo de nuestra imagen. El mundo actual es carente de conocimiento, desde los clásicos griegos solo hemos hecho que involucionar, la sobreprotección de los estados prevalecen sobre la libertad y la seguridad es un valor en alza en detrimento de otros como el libre pensamiento y la heterogeneidad de ideas. Los medios de comunicación son cada vez más homgéneos y politizados y la nueva sociedad de la información proporciona información solo superflua, más interesada en ilustrar lo que dice con imágenes y videos que en profundizar en la ideas y transmitir un conocimiento profundo (como este blog).

Ya no hace falta ser ningún intelectual para participar de la creación, la posmodernidad ha permitido el acceso a la mayoría de la población a las herramientas del arte y de la comunicación. Esta nueva cultura ha llevado al poder a imbéciles de la talla de Aznar, Bush, Zapatero o Sarkozy al poder, o líderes mundiales son un atajo de borregos que deciden el destino de todos.

Las mujeres han llegado al poder en España, pero !menudas ministras!, de tontas que son no se aguantan, Esperanza, Botella. Y en el lado opuesto unas fascistoides totales como Condolezza o la Dama de Hierro, que demostraron que en el poder ellas podían ser igual o más hijas del mal que los políticos con menos escrúpulos.

No lo digo más, gente como yo se cargará el mundo!

6 comentarios:

FAC dijo...

Veo que crees, como yo, que si una cosa se puede explicar por maldad o estupidez, 11 de cada 10 veces es estupidez.

Estrellita Mutante dijo...

La industria farmacéutica no es tan mala, solo está llena de tontacas.

FAC dijo...

En realidad, así lo creo. Si la industria farmaceútica decidiera que va a recortar precios para generar más bienestar, a largo plazo saldrían ganando.

Pero todos tienen miedo de ser los primeros, ya que los primeros son los que sufrirán a corto plazo.

Estrellita Mutante dijo...

Yo también hablaba en serio,la gestión, tanto empresarial como política, mira solo a corto o medio plazo, sin tener en cuenta que la gestión a largo plazo les daría muchos más beneficios, no de forma inmediata, pero si progresiva. Además de conseguir a consumidores-ciudadanos más contentos.

No ver eso me parece sencillamente de idiotas, solo se preocupan porque no los echen inmediatamente de sus puestos.

Nietzche dijo...

Haciendo de abogado del diablo...
Soy un presidente de un farmaceutica muy grande y muy poderosa que obtiene ingente cantidades de beneficios anuales...

Con eso tengo para todos mis lujos... Caprichos... Para los de mi familia... Mi ex familia... Y mis tres queridas extranjeras... Aparte de poder decidir si me baño en leche de burra como hacia cleopatra... O... En vino de reserva de 1904 del que solo quedan 20 botellas en el mundo...

O bien... Puedo convertirme en un muchimillonario mediocre... Solo algunas posesiones mundanas y alguna querida normalita... Pero... La humanidad a largo plazo se beneficiara de una salud inmejorable....

Hummmmm... Que le den por culo a la humanidad...

P.D.: El ser humano por naturaleza es egoista...

Estrellita Mutante dijo...

El problema es que no existen horas en el día para disfrutar de todas tus posesiones personales (incluidas mujeres siliconadas y amantes siliconadas).

La opción: resignarse a no poseer todo eso y destinar la gran fortuna en la búsqueda de la fórmula de la eterna juventud.

Resultado: a la mierda la humanidad.