21 de abril de 2007

Encefalograma -------------------------

El ser humano se sorprende desagradablemente cuando presencia crímines contra otros seres humanos, matanzas, sacrificios, etc. Creemos que la gente que realiza este tipo de acciones son bárbaros, gentes sin sentimientos, era este tipo de animadversión que producían las tribus canívales que se encontraron en América Latina.

Este tipo de pensamiento se asoció a la creencia de que estas gentes eran retrasadas, el progreso no había llegado a sus pueblos y estaban en una situación de salvajismo inpropia del ser humano.

Pero no es posible decir que exista un etnia, tribu, pueblo que sea sangriento por naturaleza o, por lo menos, no más que el resto de seres humanos. En esencia todos son humanos, con familias, proles y que se alimentan y llevan a cabo ciclos vitales similares. Damos por hecho que todos sienten amor (que no tiene porque ser la acepción dieciochesca de amor romántico), compasión, etc.

Por lo tanto no es la naturaleza del ser humano la que justifica la existencia de muertes violentas a mano de iguales, sino una estructura social, política, cultural, que respalda la existencia de condenas de muerte, torturas, infanticidios, etc. Que la esconde detrás de un entramado que implica a tantas partes en procesos tan pequeños de la misma, que acaba por exculpar a las personas que participamos de estas muertes; como los soldados en guerras que disparan al frente sin ver nada en realidad, nunca serían capaces de decir si ese día mataron a alguien o no.

Marvin Harris explicaba como en muchas ocasiones las tribus nómadas se veían obligadas a matar a alguno de sus hijos, ya que para la madre era duro cargar con toda la prole mientras se desplazada. Se cometía infanticio como forma de dar más oportunidades al resto de hijos de sobrevivir. No quiero profundizar más, pero él si lo hace en Caníbales y Reyes.

Consideramos pues que elevadas cotas de mortaldad de humanos a manos de otros iguales es propio de culturas salvajes que no conocez el progreso:

- La palabra progreso (que, por cierto, odio) cogió fuerza en la época de las colonizaciones y era el estandarte que acreditó las invasiones (y también los asesinatos masivos). ¿Realmente vivimos mejor gracias al progreso?. En muchas tribus de esas que se denominan salvajes los recolectores no trabajan más de 4 horas diarias, como máximo, sin embargo nosotros trabajamos 8 como mínimo.

- ¿Realmente existían más muertes violentas antes que ahora?. Y no tengo ningún dato para afirmarlo, pero estoy convencida de que en la actualidad existen muchas más muertes violentas que hace 100.000 o 10.000 años, o incluso 1.000 . Primero porque la población es mucho mayor y segundo porque antes las grandes guerras no implicaban a más de 10.000 hombres y en la actualidad implica a toda la sociedad civil del país donde transcurre.

Efectivamente tenemos un sistema político, militar, social, argumentado que permite y transigue, quizá más sofisticaso, en el sentido en que es dificil conocer las razones ocultas que llevan a una nación a la guerra. Lo cual lo hace incluso peor, ya no es supervivencia ni creencia, ahora es lucha por petróleo o por silicio, por agua, por gas, y están permitidas y respaldadas por las personas y por medios de comunicación a través de los cuales se transmite tal cantidad de propaganda para justificar la existencia de un conflicto bélico que finalmente aceptamos que es así.

Chicos: la verborrea mental es mala, se dicen muchas tonterias.

4 comentarios:

Troya dijo...

Mira que te gusta la carne humana.......
Desde Troya con amor, odio e insultos

Estrellita Mutante dijo...

Meriendo bebes cruditos...
Se echaba de menos tu presencia, snif.

Ya contarás que es de tu vida

FAC dijo...

Creo que tendríamos que mirar si hay más muertes en valor relativo.

No defiendo esta sociedad en la que vivo pero no podemos evitar que sea el patrón que nos define.

Lo más extraño a veces es buscar los puntos en común que queremos negar, como cuando un tipo se quiere pelear contigo porque has mirado a su chica, o vas en coche y alguien te mira mal. Al final no actuamos como nos pide el cuerpo porque nos han implantado el miedo al castigo.

Estrellita Mutante dijo...

No creo que una persona no use la violencia por miedo al castigo. Esta claro que somos una construcción social, pero existen más factores que nos frenan.

Además soy contraria a pensar que el ser humano es violento por naturaleza. Otra cosa es la agresividad relacionada con los instintos de supervivencia.