11 de enero de 2007

LLevaba tanto esperándolo

1 comentario:

Troya dijo...

Me alegro de que fuera ayer cuando vi un rebaño de ovejas por la carretera, el pánico al volante no es muy bueno.