30 de noviembre de 2006

Más triste es robar, o no.

En los últimos meses vengo oyendo hablar del regreso del cocooning, una tendencia que se dio a principio de la década de los 90 y que de nuevo vuelve a tomar fuerza. El cocooning es la vuelta a la vida hogareña, cada vez con más frecuencia enmarcamos nuestra vida social dentro de nuestras casas o las de amigos o familiares. Es un fenómeno que se ve claramente en los niveles de ventas de tecnologías domésticas de ocio como los home cinemas, las conexiones a Internet, las televisiones digitales y terrestres, el gran auge de los videojuegos, que llegan con una nueva generación abierta a todos los públicos.

Los motivos de esta vuelta al hogar pueden ser de muy diversa índoles, algunos hablan de la creciente inseguridad ciudadana provocada por un lado por el miedo a ataques terroristas (que no por los ataques terroristas en sí), el miedo acerca de los desastres naturales que arrasan ciudades (aunque te pille en casa el ciclón no llamará a tu puerta) y la creciente criminalidad en las ciudades.

A mi todo eso me parece una chorrada y yo apuesto por el endeudamiento masivo de la sociedad. Según la última encuesta del INE sobre hábitos de vida en España un 40,4% de los hogares españoles no pueden permitirse unas vacaciones fuera de casa durante una semana. El gasto de las familias supera por primera vez desde hace años los ingresos, el ahorro apenas existe, con lo cual nos encontramos en una situación muy deficitaria.

Sin embargo sorprende que el gasto en viajes sigue en aumento, sobretodo a raíz de los vuelos low cost que, para muchos, ha supuesto al acceso a lugares que antes ni hubieran soñado. Cada día me llegan noticias de grandes hoteles, innovadores y basados en conceptos cada vez más originales. El hotel en sí se convierte en una forma de ocio y, no es tanto, ir al hotal más caro y lujoso, sino al más original.

Aquí os presento algunos de los que han llegado a mis manos en los últimos días, mi top 5 de hoteles:

SHALI ECO LODGE - SIWA Este refugio situado también en Méjico recuerda al pueblo natal de Anakin, pero está basado en la arquitectura tradicional de la zona que aprovechaba las arcillas propias de las montañas. Por ello está construido integramente con materiales extraídos de las canteras próximas. El lugar era habitado por los nómadas de la zona (que redundante) hasta la década de los 80, hace algunos años este hotel se contruyó en el mismo emplazamiento simulando las casas tradicionales y restaurando parte de las edificaciones que todavía perduraban.


DUOMO HOTEL RIMINI El Hotel Duomo en Rimini, Italia, es de los más futurista, basado en el diseño que se inspiraba de la ciencia-ficción. Desde los colores, hasta los materiales, como la propia estructura del hotel es completamente innovador y original dentro del sector hotelero. La entrada del hotel está decorada con dos palas, de esas del pinball, a tamaño gigante.
Toda la tecnología y el diseño interior fue encargado a la marca italina Alessi. Una de las mayores atracciones es el noMi club que lleva Dj de las discotecas más famosas de todo el mundo como Ibiza, Nueva York. Una de sus paredes está hecha de u crystal retractile, que puede moverse y convierte en un momento el espacio interior en exterior. El club y el hotel se hicieron famosos por acoger la fiesta de cumpleaños de Fellini.


HOTEL BASICO MEJICO El hotel Básico de Méjico está inspirado en los edificios industriales de los años 50 y 60. Hecho con materiales reutilizados de todo tipo, desde neumáticoa a muebles viejos, pasando por tuberías o componentes de antiguas fábricas. Situado en la Playa del Carmen ofrece una alternativa muy singular a los complejos de pulserita que abarrotan las playas del país. Las piscinas están hechas con dos tanques de hormigos para petróleo. El arquitecto del hotel se llama Hector Galvan y sus precios están alrededor de los 150€.


AIRBUS Aunque en si no es un hotel, sino un avión el estar dentro debe proporcionar una sensación muy diferente a la de estar en un medio de transporte. Si aún así no te lo parece el avión esta dotado con sistemas de iluminación con LED’s que simulan el paso de los días, de la luz a la noche. Es el avisón de pasajeros más grande del mundo.


HOTEL MARQUES DE RISCAL, ALAVA, SPAIN Al verlo parece cualquier cosa menos un hotel, aunque la foto pertenece solo al tejado de este hotel situado en Álava (lo que le da mucha clase). El enacargo del hotel se le hizo al arquitecto Frank O. Gehry con la idea de dar un nuevo aire a las zonas vinícolas españolas. El hotel está especializado en la cata de vinos de la zona de la Rioja.


Sin embargo, y tristemente, estos hoteles no están al alcance de gente que, como yo, tiene un triste hipoteca que le ata de por vida. Osea que a lo máximo que podemos aspirar es a esto:
Suite de lujo en Easyhotel (cualquier parte del mundo), ya a la venta Easy Crosier (crucero)

2 comentarios:

Troya dijo...

Esto de ver aquello que nunca podrás catar, es un coitus interruptus, que mala es la información....Nunca debimos salir de la cueva

Estrellita Mutante dijo...

Pero que dices?, easyhotel solo cuesta 20 libras (unos 30€) en el centro de Londres. Lo que me pregunto es donde guardaras tu maleta.